Pienso, luego canto

Por Eduardo R. Salgado

Lee ‘Pienso, luego canto’ en pdf

.

La música desde siempre ha formado parte de la política. Bien en lo militar o en lo diplomático, la música forma parte de la vida política. Con la eclosión en la primera mitad del siglo XX de la música popular, el escenario cambia. Las letras empiezan a servir de contrapoder.

piensocanto

.

El pasado 15 de febrero en el Parlamento portugués, el Presidente luso tuvo que interrumpir su discurso porque varios ciudadanos presentes en el pleno entonaron Grândola Vila Morena. Una canción convertida en himno durante la Revolución de los Claveles. La letra de José Zeca Afonso ha regresado al imaginario popular como símbolo de lucha frente a las políticas de hoy. Cada país tiene ciertas canciones representativas de la lucha contra el poder, sin embargo, ahora que la economía, y con ella los problemas, son globales, interesa ver qué dice la música popular de ámbito internacional.

Bob Dylan, Mercedes Sosa, Pink Floyd, Ska-P, Molotov… Son muchos los que cantaron contra o a favor de ideas o acontecimientos políticos. Tantos que se requerirían cientos de hojas para abordarlos. Este artículo selecciona unos pocos músicos de relevancia internacional y algunas de sus letras, con el final de los años 60 como toma de partida.

.

Sexo, drogas y rockandpolitics

El rock siempre tuvo un espíritu rebelde. Pese a bandas como The Beach Boys, en la génesis del rock está la desobediencia y, por tanto, la rebeldía frente al orden establecido. Antes, hablar de sexo y drogas llevaba implícito un mensaje de rechazo. Al usar la música para expresar aversión por cuestiones de índole política, se va formando lo que hoy conocemos como contracultura. Janis Joplin encabeza un tipo de músico comprometido y con un gran potencial mediático. En 1970 graba Mercedes Benz, una canción que ataca sin ambages el modelo capitalista que promueve el consumismo: “Oh Señor, ¿no me comprarás un Mercedes Benz?/ Todos mis amigos conducen porches/ Debo compensarlo”. En estos años gran número de los músicos más exitosos lanzan mensajes críticos con el poder o el modelo de vida occidental. Creedence Clearwater Revival graba en 1969 Fortunate Son, un tema que ataca el discriminado reclutamiento al que se veían forzados los jóvenes estadounidenses para luchar en la Guerra de Vietnam: “Algunas personas nacen para ondear la bandera/Oh, son rojo, blanco y azul/Y cuando la banda toca: ‘Hail to the chief/Apuntan el cañón hacia ti, Señor/No soy yo, no soy hijo de ningún senador/No soy yo, no soy ningún afortunado”. Hail to the chief  es el himno oficial del Presidente de los EE UU.

.

Entre la MTV, el punk y Thatcher

Con la irrupción de la televisión en la industria musical, el videoclip se asume como medida estándar en todos los músicos que aspiran a alcanzar los puestos más altos en las listas de ventas. Una manera perfecta para introducir en las casas el producto que se pretende vender; al fin y al cabo, el videoclip está al servicio de la mercadotecnia. Precisamente, la hegemónica cadena musical nace en 1981, cuando el punk estaba de moda. Antes Sex Pistols, y en los 80 bandas como The Clash, atacaban directamente al sistema bajo una estética sucia y una música alejada del virtuosismo que ensalzaba al individuo indómito: “Que no te digan lo que quieres/Que no te digan/Lo que necesitas/No hay futuro/No hay futuro/No hay futuro para ti” (God Save The Queen: 1977).

La emblemática canción de Sex Pistols fue lanzada en plena crisis económica, con numerosas huelgas generales y una tasa de paro al alza. Este descontento que canta Johnny Rotten, paradójicamente precipitó la victoria de Margaret Thatcher. Con el reciente fallecimiento de la dama de hierro, muchos medios recordaron las numerosas canciones que aluden a la Primera Ministra, líder del neoliberalismo que trabajó para desregular el mercado financiero y privatizar servicios estatales. Merry Christmas Maggie Thatcher de Elton John,Tramp The Dirt Down de Elvis Costello, Celebrate -The After You- de The Blow Monkeys o Town Called Malice de The Jam. Muchos fueron los músicos que se inspiraron en las políticas de Thatcher. Al ser la abanderada, junto a su colega Ronald Reagan, de la política neoliberal cuyas consecuencias llegan al contexto económico actual; los paralelismos entre las políticas de Thatcher y la extrema austeridad impuesta hoy, sirven de acicate para comparar la música de entonces con la de ahora.

 _CHU9753

.

Siglo XXI: el culto al cantante y su imagen

Lady Gaga, Beyonce, Justin Bieber, Shakira, Pablo Alborán, PSY… Todos estos famosos músicos tienen algo en común: son cantantes y no forman parte de un grupo. Si en los 60, 70 y 80, la inmensa mayoría de la música popular la producían grupos musicales, ahora los músicos más escuchados tienen un nombre que solo representa a una persona; el cantante. De hecho, la electrónica y la música grabada, cada vez en más casos, sustituye a los instrumentistas en el escenario. Ahora los grandes conciertos de Lady Gaga, Beyonce o PSY, se parecen bastante a la estética del videoclip: varios bailarines que acompañan a la estrella, con espectaculares coreografías grupales y una estética impactante. En esencia esto fue Thriller de Michel Jackson.

Cabe pensar, que si las listas de ventas están copadas en su mayoría por cantantes, lo cantado, la letra, adquiere un peso protagonista. Lady Gaga cantaba en Born This Way de 2011: “No importa si las discapacidades de la vida/Te dejaron marginado, acosado o burlado/Alégrate hoy y ámate a ti mismo/Porque nena, así naciste/No importa gay, heterosexual o bisexual/Lesbiana o transexual/Voy por el camino correcto, nena/Nací para sobrevivir”. Un positivo mensaje que apela a la tolerancia de las personas frente a la homofobia o el racismo. Sin embargo, la cantante de 27 años no continúa con la senda reivindicativa. EnPoker Face representa una relación violenta y posesiva entre un hombre y una mujer, donde supuestamente la mujer ocupa el mando. Un calco invertido del machismo de siempre. EnJudas canta sobre aquellas mujeres que aman al hombre pese a los cuernos, desprecios y traiciones. En Alejandro, de la mujer liberada de amores pasados. Ambos temas desataron una airada polémica en la comunidad cristiana, pero exclusivamente por la estética empleada en los videoclips. Lo que al final destaca no es la letra, sino el vídeo.

Una canción que estuvo día y noche sonando en las radios fue I Got At Feeling de Black Eyed Peas. Una sencillo que únicamente habla de pasárselo bien; ni más ni menos. Más actual es Gangnman Style, el tema del surcoreano Park Jae-sang, conocido como PSY, del verano pasado. En ella el músico y cómico reproduce parcamente el estereotipo de hombre y mujer seductores en tono jovial. Algo parecido interpreta en Gentleman, su actual single en el que sencillamente se ríe del arquetipo de caballero cortés. Desde luego, las letras de estos músicos no quedarán en la memoria por su mensaje o poética, sino por la imagen y los bailes de los videoclips. El elemento visual se superpone al musical y literario.

Ateniéndonos solo a las canciones más exitosas de los últimos años, vemos que, además de ser cantantes, estos músicos tienen otra cosa en común. Todos los temas que han copado las listas de éxitos en los últimos años, todos, tratan desde diferentes variantes, tradicionales o modernas, las relaciones entre el hombre y la mujer y la idea de disfrutar el momento y despreocuparse. El elemento crítico o reivindicativo de cariz político o ideológico ha desparecido de entre las músicas más escuchadas.

_________________
.

Para profundizar:

– Orihuela, Antonio. Poesía, pop y contracultura en España. Berenice, 2013.

– De la Fuente Soler, Manuel. Frank Zappa en el infierno: El rock como movilización para la disidencia política. Biblioteca nueva. Madrid. 2006.

– Turino, Thomas. Music as Social Life. The University of Chicago. 2008.

Anuncios
Comments
One Response to “Pienso, luego canto”
  1. Ana Luz dice:

    El título del artículo lo dice todo… ¿qué tenemos la sociedad de hoy en la cabeza? Pues la verdad… pocas complicaciones. Saco en claro otro asunto: ¿no deberíamos ir interesándonos por saber (al menos los españoles) qué estamos cantando en inglés? En inglés, por ser el más escuchado. Ya podemos estar predicando la belleza como primera o única preocupación en la vida, que no nos estaremos enterando. La letra también importa.
    Gracias por el artículo; muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

  • Nº 0

  • Nº 3

  • Nº6

  • Nº 1

  • Nº 4

  • Nº 2

  • Nº5

  • Si te perdiste el número anterior…

A %d blogueros les gusta esto: