La difícil tarea de legislar el ruido en los bares

Por Eduardo R. Salgado

Lee ‘La difícil tarea de legislar el ruido en los bares’ en PDF

.

Contradicciones entre las leyes que regulan la música en los bares. La Ley de Espectáculos fija en 50 dB el máximo de emisión dentro de los bares, mientras en la Ley del Ruido el umbral llega hasta los 95 dB.

La permisividad tácita del Ayuntamiento de Palencia sobre los conciertos en bares contrasta con las prohibiciones en Valladolid.

articuloruido

Concierto de Algo Parecido en el Café Teatro unos días antes de ser amonestado. Foto: Chusmi10

En marzo de 2013 la Policía Municipal de Valladolid denunciaba a cuatro bares por dar música en directo sin tener la licencia requerida, que es la de Café cantante. Las denuncias a los locales se basan en dos leyes que regulan estas actividades. Por una parte la Ley 5/2009 (Ley del Ruido), y por otra, la referente a espectáculos y actividades recreativas (Ley 7/2006). La primera marca los límites y condiciones de aislamiento que deben cumplir los establecimientos, mientras en la segunda se regulan las licencias que dan derecho a los hosteleros a dar determinados servicios. Sobre la convergencia entre ayuntamientos y gobierno regional, María Ángeles Martín Bravo, profesora del Máster de Acústica en la Universidad de Valladolid, considera que: “Las normativas municipales no pueden ser más tolerantes que la Ley de Castilla y León. Pueden ser igual o más exigentes. La Junta dio un plazo de 3 años para que los ayuntamientos adaptaran sus ordenanzas y en eso están varias capitales”. Respecto a la política del Cabildo pucelano que dirige Francisco León de la Riva, su opinión es que “el Ayuntamiento ha detallado determinadas cuestiones que quedaban abiertas en la Ley; como qué clase de grupos eran de Tipo 1 o de Tipo 2. En todo caso, el Ayuntamiento no ha sido más estricto”; zanja la profesora universitaria.

Los grupos a los que alude María Ángeles definen las actividades de locales sin sistemas de amplificación o reproducción sonora (Tipo 1) y los que sí tienen este servicio (Tipo 2). Esta catalogación se incorpora en el Anexo III de la Ley del Ruido; quizá el más polémico, ya que aquí se determinan las condiciones de aislamiento que tienen que cumplir los locales musicales. Sobre este tema, Jesús Salvador Herrero, presidente de la Asociación General de Hosteleros de Palencia manifiesta la desconfianza del gremio: “Una reforma para cumplir con el aislamiento, los camerinos, etc., supone un coste altísimo. Y claro, tenemos la mala experiencia con la Ley del Tabaco donde muchos hosteleros se gastaron mucho dinero en las reformas, y luego no sirvió de nada”.

.

Límites al ruido

Para legislar los niveles de ruido permitidos los dos grupos en conflicto suelen ser los hosteleros y los vecinos. La Ley establece que el aislamiento de los locales colindantes a viviendas y con sistemas de reproducción o amplificación, es decir, de Tipo 2, deben soportar una carga auditiva de un mínimo de 60 dB por el día, y de 70 durante la noche. No obstante, para Jesús Asensio, Coordinador de la Sección de Disciplina Urbanística en el Ayuntamiento de Palencia, “el límite en 50 dB es un absurdo. No sé si desde la Junta ven la música en los bares como algo accesorio y pretenden que se dediquen al vino y las tapas”. Este nivel acústico que menciona Jesús es el que otorga la Ley de Espectáculos a los bares con acompañamiento musical. “Una contradicción entre los 50 dB de la Ley de Espectáculos y los 70 de la Ley del Ruido que hemos consultado a la Junta”, asevera el técnico municipal. Sobre esta misma cuestión se expresa más tajante Jesús Salvador, “el que haya redactado lo de los 50 dB no tiene ni idea de lo que son los decibelios. Al menos desde la Junta podían consultar a expertos”. Y añade: “esto se lo comunicamos a la Junta y nos dijo que lo mirarían, porque ya que nos hemos gastado el dinero en insonorizar hasta 90 [dB], que nos dejen por lo menos hasta 80”.

Para la experta María Ángeles, “95 dB es un disparate. A esos niveles hay daño a la salud asegurado”. Esta cifra de nivel de ruido es el máximo que permite la Ley del Ruido dentro de cualquier tipo de establecimiento. Según la OMS, una exposición al oído en torno a 90 dB durante largo tiempo puede provocar daños irreparables. Sobre la falta de conciencia de los efectos insalubres del ruido en el cuerpo, María tiene claro que se avanzará con el tiempo, “porque cada vez salen más estudios que relacionan la exposición al ruido con problemas cardiacos, vasculares, etc., relacionados con el estrés”.

.

A 45 km de Valladolid hay músicos en los bares

Las dos capitales de provincia son las más próximas entre sí del país. Apenas 45 Km separan ambas ciudades, sin embargo, las políticas de sendos consistorios respecto a que los bares den música en directo se sitúan a gran distancia. La Instrucción que en agosto de este año sacó el Ayuntamiento de Valladolid, en manos del PP, prohibía literalmente la consecución de estos espectáculos en los bares. Por el contrario, el cabildo palentino liderado por Alfonso Polanco (PP), después de un año aproximadamente de arrebatar la alcaldía al PSOE, cambió la política municipal al permitir a los bares de copas, (con licencia de Bar especial), ofrecer música en vivo. Esta ilegalidad tolerada en Palencia se va a cerrar en torno a principios del mes de diciembre cuando el Ayuntamiento haga pública la Modificación de la Ordenanza del Ruido donde facilitará el cambio de los bares con licencia de Bar especial a bares de Café cantante. “A quien solicitaba el cambio se le decía que no”, espeta Jesús Asensio y, continúa: “Este problema es a nivel comunitario, porque he visto que en Valladolid están igual. Al haber cada vez más solicitudes de este tipo, hemos hecho las modificaciones adecuadas para posibilitar el cambio que nos pedían”.

No obstante, los cambios de licencia no eximirán de los requisitos a cumplir. Es decir, el bar que obtenga la licencia para dar música en vivo, Café cantante, deberá cumplir con el aislamiento de la Ley, los camerinos y el escenario. Estas modificaciones tienen en vilo, además de a hosteleros, a centenares de músicos de Valladolid que han visto cómo en cuestión de meses Valladolid se ha convertido en una ciudad donde los bares no dan conciertos. José Ignacio, representante de la Plataforma Por el Arte en Vivo integrada por más de cien bandas musicales residentes en Valladolid, se reunió el lunes 28 de octubre con la concejala de cultura del Ayuntamiento de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra. “Hay intención de acercar las ordenanzas mediante cambios puntuales. Sería un poco como en Palencia; no poner trabas a los bares especiales para pasarse a Café cantante. Aunque el camerino suele ser un problema”. Estas posibles modificaciones normativas, cuenta José Ignacio, han pasado ahora al Gabinete Jurídico del Ayuntamiento para ser evaluadas, “a raíz de una reunión que mantuvieron responsables municipales con la Junta para instar un cambio de la Ley”. Sin embargo, la concejala le transmitió que la Administración regional no tiene intención de cambiar nada.

articuloruido2

Ensayo previo al concierto de Jorge Pardo. Foto: Chusmi10

Comments
4 Responses to “La difícil tarea de legislar el ruido en los bares”
  1. I think the admin of this site is actually working hard in favor of his web page, as here every material is quality
    based stuff.

  2. Muy buen post sobre un tema que da mucho qué hablar.
    La legislación relativa a temas de ruidos de locales no siempre se entiende bien.
    Saludos Compañeros, European Acústica.

Trackbacks
Check out what others are saying...


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

  • Nº 0

  • Nº 3

  • Nº6

  • Nº 1

  • Nº 4

  • Nº 2

  • Nº5

  • Si te perdiste el número anterior…

A %d blogueros les gusta esto: